2016-04-11

ELIMINA LAS GARRAPATAS DE TU HOGAR

Las garrapatas por lo general se suelen ubicar detrás de las orejas, alrededor del ano o en la nuca, donde el pelo las cubre o bien donde el perro no llega a molestarlas.

Cada vez que tu mascota regresa del exterior se lo debe revisar para que ninguna se haya "prendido", también si lo ves que se rasca continuamente o intenta hacerlo en las zonas comentadas anteriormente.
Puedes colocar un paño o gasa y pasa sobre la garrapata varias veces, hasta que se desprenda por sus propios medios. También, si tu mascota lo permite, se puede mantener apretado el algodón contra la garrapata para que al querer respirar deje de estar fijada a la piel.
Uno de los remedios más eficaces para las garrapatas es la manzanilla. Prepara un té con algunas flores de esta planta (o bien puedes poner en una taza un saquito), deja que se entibie, pon en un algodón y aplícalo en las zonas críticas. Los parásitos comenzarán a “huir” del animal. Luego, desinfecta bien la casa para no dejar ni rastros de ellas.
Un buen repelente casero se puede hacer usando cualquier cítrico que tengamos en casa, como ser naranja y limón. Coloca a hervir medio litro de agua y añade dos cítricos cortados en rodajas. Cuando llegue a ebullición deja un minuto y luego baja el fuego al mínimo, dejando una hora (ten cuidado de que no se evapore toda el agua). Deja que se enfríe y vierte en un pulverizador. Aplica en el manto del perro con atención de que no ingrese en los ojos. Con este preparado también pueden desinfectar tu casa, sobre todo los pisos y rincones.
Si las garrapatas han dejado heridas o lastimaduras en la piel del perro o gato, puedes usar cremas de caléndula (cicatrizante), gel o crema con aloe vera (humectante) y aceite de lavanda (protector).