2016-03-29

Sabes que la Hernia Perianal afecta en su mayoría a los caninos.

Este tipo de hernias ocurren cuando se debilitan los músculos perineales y del esfínter anal externo, fallando para mantener el soporte de la pared rectal, pudiendo ocasionar saculación rectal y herniación de próstata, grasa, vejiga o intestino.

Aunque no se sabe con exactitud el origen de esta enfermedad, se piensa que intervienen hormonas masculinas, ya que es un problema que raramente se da en animales castrados. También puede ser por cambios degenerativos en los músculos elevadores del ano. Cualquier trastorno crónico que curse con tenesmo crónico (estreñimiento o prostatomegalia) puede desencadenar este problema.
Principalmente afecta a perros viejos no castrados, aunque también se ha observado en algunos gatos.La hernia puede ser unilateral (sobretodo el lado derecho) o bilateral. Y tienen algunos signos como:
- Estreñimiento.
- Obstipación (estreñimiento que se resiste a los tratamientos habituales).
- Disquecia (Defecación difícil o dolorosa).
- Tenesmo (Necesidad continua de defecar, aunque al intentarlo a veces no se consiga defecar).
- Estranguria (Escozor intenso tanto durante la emisión de orina como después) en caso de herniación de la vejiga con obstrucción uretral asociada.
Esto se fundamenta en palpar la hernia, que se reducirá en sentido ventrolateral al ano, y palpar también el diafragma pélvico debilitado y con un defecto rectal.