2016-01-29

SARRO EN PERROS

Así como en las personas en la boca de los perros los dientes se llenan de bacterias que forman placa, además se le suman diversos restos de comida y sales minerales con todo esto acumulado se forma cálculos conocidos como sarro.

El sarro se acumula principalmente en el espacio que hay entre la encía y el diente.
Cuando nuestro perro ya tiene sarro, es imposible conseguir eliminarlo con dieta y cepillado de los dientes, por lo que es preferible actuar de forma preventiva evitando llegar a la formación de sarro. La única forma realmente efectiva que ofrece una solución a fondo del problema es la limpieza bucodental, como la que nos hacemos nosotros en el dentista, hecho por un veterinario profesional.
Todos los perros pueden tener sarro, pero algunos tipos de perro son más propensos:
En las razas de tamaño pequeño y toy, el esmalte dental es de una calidad más pobre además de tener los dientes más pequeños y juntos, cosa que dificulta la limpieza normal, por lo que el proceso de la formación del sarro se da más rápido.
Los perros braquicéfalos, debido a la forma de su cráneo y su mandíbula, tienen los dientes muy juntos y esto favorece la formación del sarro y dificulta su limpieza.
Sean de la raza que sean, los perros mayores de 5 años empiezan a tener sarro si no lo hemos podido prevenir.