2017-02-15

Siete animales del zoológico de Colón fueron trasladados a un santuario en Estados Unidos.

Siete jaulas del zoológico de Colón quedaron vacías, finalmente.

El día de ayer, dos leones, tres tigres y dos osos fueron liberados y trasladados al aeropuerto de Ezeiza, desde donde salieron con destino al Wild Animal Sanctuary en los Estados Unidos, lugar en el que pasarán el resto de sus días.
El proceso que hoy terminó con la primera etapa de liberación de los animales llevó varios años y no podría haber sido posible sin el compromiso de un conjunto de personas que dieron todo para que esto sucediera.
"Arrancamos antes de 2010 siendo un grupo de ciudadanos que decidimos actuar después de ver la situación de los animales. Comenzamos a llevarles comida… el lugar era deprimente. Luego dejamos de ir por un breve tiempo y nos dimos cuenta de que necesitábamos hacer algo para cambiar esa situación, supimos que necesitábamos visibilizar lo que estaba pasando ahí adentro", dijo a Infobae Melisa Burzio, activista de la organización Cerremos el zoo, de Colón.
Luego de decidir dar visibilidad a la situación lamentable que padecían los centenares de animales encerrados en un espacio reducido, sucio y sin atención médica, los activistas comenzaron a ir al zoo una vez por semana. Allí, hicieron inventarios extraoficiales porque no había control interno de nada. Los animales estaban mal alimentados, muchos de ellos enfermos y otros, heridos. "Una semana íbamos y a la otra notábamos que faltaban animales y no había registro de salida ni explicación posible. En ese momento contamos con la ayuda de la agrupación Libera de Rosario", explicó Burzio.
Luego de darse a conocer la realidad que vivían los animales dentro del zoológico de Colón, Buenos Aires, no pasó mucho tiempo para que el repudio social y la unión de diferentes organizaciones de los derechos animales se unieran en un solo pedido: cerremos el zoo.
Esta es una experiencia que debe servir de ejemplo a los zoológicos y predios en los que aún conviven animales fuera de su hábitat natural.
Fuente: Infobae.com