2016-06-25

Entrenamiento para tu caniche

Hoy día muchas familias adoran tener a un perro de la raza caniche en sus hogares pero resulta complicada llevarla a un lugar donde puedan hacer sus necesidades, por lo tanto aquí te brindamos algunos tips para que puedas enseñar a tu mascota a ir al baño siempre.

1- Familiariza a tu caniche con la jaula que vas a utilizar. La jaula debe ser lo suficientemente grande como para que tu perro se acueste cómodamente. Colócalo en la jaula con la puerta abierta. Si sale de la jaula, repite el proceso de dos a tres veces. Esto asegurará que tu caniche se familiarice, si es que no tiene miedo de la jaula.
2- Coloca la jaula en una zona de la casa donde el perro pueda todavía verte. Después de colocar una manta suave o una toalla en la parte inferior de la jaula, pon a tu caniche en el interior y cierra la puerta. Generalmente, los perros deben permanecer contentos en la jaula con la puerta cerrada. Sin embargo, si tu caniche empieza a gemir después de unos minutos, coloca una toalla o una manta sobre la jaula. Mantén a su perro en la jaula durante 30 minutos antes de llevarlo fuera para un episodio de entrenamiento de esfínteres.
3- Lleva a tu caniche toy afuera para un episodio de entrenamiento de esfínteres. Utiliza señales verbales como "baño" para refuerzo mientras que él está fuera haciendo sus necesidades. Una vez que termine tu caniche, dale una golosina para cachorros y alábalo. Esta rutina debe repetirse cada hora más o menos cuando se empieza el entrenamiento en confinamiento. Después de llevar afuera a tu perro con éxito durante varios días, puedes ser capaz de dejar a tu caniche toy afuera de la jaula por unas horas todos los días. Si ensucia dentro de tu casa, usa removedor de manchas y olores para limpiar el desastre. Si lo atrapas en el acto, dile al cachorro un severo "no" y rápidamente llévalo fuera.
4- Mantén a tu caniche toy en la jaula cuando estás ocupado dentro de la casa, fuera de la casa y durante la noche. Esto asegurará que tu caniche vea su jaula como su propio espacio vital. Poco a poco, él puede pasar cada vez más tiempo fuera de la misma. Al tener éxito con el entrenamiento de confinamiento, puedes ser capaz de usar la jaula sólo en momentos necesarios.